domingo, 7 de agosto de 2016

La moneda mágica PARTE 2 - Me convertí en mujer

El deseo de Víctor se había cumplido, el hechizo  de la moneda se había completado con éxito y su cuerpo había ganado un cromosoma adicional. En pocas palabras, ahora su cuerpo se transformó en su versión femenina y honestamente era un cuerpo hermoso.


Wow!! Dijo con su nueva voz. Funcionó!!  Mientras se acercaba de nuevo al espejo y veía a una chica desnuda enfrente de él. Era la primera vez que veía a una chica y podía verla y tocarla todo lo que quisiera porque en realidad se trataba de si mismo. Rápidamente se llevo sus manos a su cara y notó cómo la chica en el espejo hacía lo mismo. 
Vió con detalle su rostro y notó que era una chica muy hermosa. Tenía ojos grandes, un largo cabello negro, una nariz y boca pequeñas y facciones muy tiernas, por lo que hubiera parecido una niña de 13 años sino fuera por el resto de su cuerpo. De ahí rápidamente notó que de su pecho brotaban dos pesados senos,cada uno con  un gran pezón. 

Sus manos rápidamente se movieron a sus senos y los apretó de la impresión, aunque lo hizo tan fuerte que le dolieron un poco. Auch!! dijo Victor de nuevo con la extraña voz y se tuvo que sobar un poco los senos para calmar el ardor que él mismo se había causado. Al hacer esto se dió cuenta de que su nueva piel era mucho más sensible que antes, por lo que debía ser muy cuidadoso con esto. También empezó a sentir una extraña sensación al frotar sus pezones, lo cuál nunca le había ocurrido cuando era hombre. 



Notó cómo esos rosados montículos se pusieron duros  y se sentían muy bien al pasar su dedo por ellos, aunque tenía que hacerlo despacio. Victor no sabía de tallas de brasieres ni copas, 
pero había escuchado que su mamá había dicho alguna vez que ella y su hermana eran copa B, pero  
sin duda Victor como mujer tenía unas tetas más grandes que ellas dos. Sea como fuere, sus nuevos senos le parecían enormes aunque más pesados de lo pensaba que serían y divertidamente 
gelatinosos.  Wow!! Apuesto que será muy difícil correr con estas bolas, dijo Victor a la vez que empezó a dar pequeños saltos para ver cómo rebotaban sus boobies. 
Victor estaba muy entretenido haciendo esto, cuando de nuevo sin querer se le salió un pequeño gemido de placer que sonaba muy sexy, lo cual hizo que sintiera algo raro en las piernas
ya que sintió una especie de calor que salía de él.  ¡¡Con todo el alboroto causado por sus grandes pechos, sele había olvidado que había perdido algo entre las piernas!!

Volteó su mirada hacia abajo, pero no vio nada sobresalir de su cuerpo. 





Llevó sus manos ahí abajo y  no había nada al frente de su cuerpo. Tuvo que mover su mano 
más abajo para encontrar una abertura que estaba totalmente humeda. rápidamente introdujo un dedo, lo sacó y se lo llevó a su nariz, aunque el aroma que percibió no fue muy agradable.
Ya que terminó de oler, de nuevo llevó sus dedos al orificio que tenía debajo de su cuerpo, mientras intentaba ver qué era lo que tenía abajo. 

Lamentablemente el espejo fijo no le permitía hacer eso, así que corrió al cuarto de su hermana y tomó un pequeño espejo que ella usaba para el maquillaje y rápidamente se lo puso entre las piernas.




-¿Esto es una vagina?-Dijo Victor. 
mientras exploraba esa húmeda caverna con la única mano que le quedaba libre. Primero que nada le sorprendió la cantidad de piel que había ahí, ya que el pensaba que sólo era un hueco, pero se entretuvo un rato tocando entre su labia menor y mayor, luego inevitablemente encontró su clítoris y le dió un pequeño pellizco que le causó cosquillas y una especie de espasmo como de una pequeña descarga eléctrica en su espalda casi a la altura de sus gluteos, por lo que de la misma manera que había pasado con sus pezones, Victor decidió que lo mejor sería tratar suavemente a esa parte de su nuevo cuerpo. 




Victor siguió frotando su vagina con sus dedos de adelante para atrás, haciendo que rebotaran sus senos con cada movimiento y excitandose cada vez  más, hasta el punto  de que empezó a gemir sin darse cuenta, cada vez a un volumen más alto, sin embargo escuchar esta voz de chica teniendo placer sólo lograba incrementar la exitación de  Victor.  


En un instante Victor sintió cómo una ola de placer crecía dentro de su vagina cada vez que metía y sacaba sus dedos,  sin embargo la curiosidad lo obligaba a continuar frotándose a si 
misma. En un punto máximo de placer, Victor no pudo más y sintió como si se fuera a hacer pipi sobre si, lo que hizo que dejara el espejo que estaba sosteniendo e inclinara  su cuerpo hacia adelante, levantando las grandes nalgas que ahora poseía al aire. Pese a que ahora no podía ver el interior de su vagina, Victor no se detuvo y siguió frotandose hasta que desde algún lugar al interiorde su vagina salió una corriente eléctrica de placer que se expandió a sus piernas, luego a sus nalgas y subió sobre su espina dorsal,pasando por sus enormes senos y culminando en su cabeza.  Victor acaba de tener su primer orgasmo como mujer y además fue uno bastante húmedo!!!



 Después de este gran orgasmo Victor se quedó tendido en el suelo aún con las nalgas en el aire tratando de recuperar el aliento, mientras que un líquido transparente seguía brotando
 del interior de su organo femenino y escurriendo en el suelo. Después de un par de minutos Victor fu capaz de levantarse, aunque notó que sus piernas estaban débiles y algo adormecidas por el gran orgasmo que acababa de tener.  Una vez de pie, regresó a verse al espejo y se encontró con la misma chica  de antes, aunque ahora mucho más ruborizada por la actividad  física, lo que la hacía lucir aún más hermosa. Victor puso sus manos en sus caderas y por primera vez notó que su pelvis se había ensanchado mucho en su nueva forma femenina, por lo que ahora se veía muy caderona, lo cual no lo hizo muy feliz. 


Parezco una señora dijo Victor a la vez que se volteaba y descubría que ahora también era dueño de unas grandes nalgas que le terminaban de dar a su cuerpo una torneada forma sexy, como de pera o botella de coca cola. Wow!! Soy una chica 90-60-90 dijo Victor, sin sospechar que 
 de hecho sus senos erán aún más grandes que ese tamaño. 

 Victor, sintió en ese momento un poco de hambre, así que decidió que era momento de presentarle al mundo su nuevo cuerpo...

CONTINUARÀ

1 comentario:

  1. Simplemente sublime, continúa así eres muy bueno escribiendo me agrada tu forma de redactar espero pronto la continuación de esta magnífica historia y si yo pienso que muchas otras más saludos sigue así con ese ánimo

    ResponderEliminar