martes, 9 de febrero de 2016

Atrapado como chica

Fernando sabía que había un peligro al utilizar la poción de cambio de género: Si una gota de semen le tocaba el cuerpo  en su forma femenina entonces el cambio sería permanente. Sin embargo, en cuanto el semen tocó su rostro sintió una gran felicidad y supo que había tomado la decisión correcta.

Parece que una vida llena de placer femenino le espera a la nueva Fernanda...

1 comentario: