domingo, 10 de julio de 2016

Obsesión Oriental Parte 1

Siempre había tenido una especie de obsesión por convertirme en una mujer. Pero no cualquier tipo de mujer. En particular, yo siempre he soñado con ser una mujer asiática. Su cara, su voz, sus ojos... todo me parece encantador en ellas.  Podría decirse que es mi más grande sueño.  

Desde hace un  par de años encontré por internet que existía una comunidad que prestaba el servicio de robo de cuerpos. Bastaba con pagarle una fuerte cantidad de dinero a  esta comunidad y ellos podían transferir tu mente a un cuerpo, sin embargo, no todos los cuerpos eran aptos para el cambio, por lo que su catálogo de opciones era reducido. También era importante mencionar que una vez realizado el cambio de mentes era irreversible, ya que tu cuerpo original moría junto con la conciencia del cuerpo que era invadido. 

Después de mucho esperar, finalmente entró en el catálogo el cuerpo de una chica asiática y aunque el precio era exorbitante, yo sabía muy bien tenía que ser mío, así que vendí mi casa así como todas las pertenencias que había heredado de mi familia, reuní todos mis ahorros y finalmente hice el pago a la comunidad, rezando porque no fuera una estafa y acabara de caer en un trampa. 

Ellos simplemente me contestaron que el trato estaba cerrado y que debía esperar. Esto fue hace tres semanas, por lo que yo había pensado que había cometido el peor error ya que el banco estaba por embargar mi casa  y  todo indicaba que yo simplemente había caído víctima de unos estafadores. 

Pero esta mañana todo cambió. Desperté en un lugar totalmente desconocido, al principio pensé que todo era un sueño, pero todo se sentía extraño. Miré para abajo y noté que tenía un par de senos saliendo de mi pecho. Había funcionado!! El cambio realmente había ocurrido. Rápidamente llevé mi mano a mi entrepierna y  noté que estaba usando ropa interior femenina... ropa que iba de acuerdo a mi nuevo género. 

  

Busqué mi pené y mis testículos, pero ahí ya no había nada mas que una apertura. Esto que ahora sentía era mi.. mi vágina!?!?!  

Me levanté rápidamente y todo lucía extraño, como en otra dimensión, me parece que había perdido como 30 centímetros de altura y todo lucía enorme. En este momento seguía confundido, así que rápidamente  busqué un espejo que estaba en la habitación para ver mi nuevo reflejo..



¿Está chica de verdad soy yo de ahora en adelante?

Por algún motivo, aunque ví realizado muy sueño  sentí demasiada tristeza.  -¿Qué diablos hice? - Me repetía dentro de la cabeza. Estaba realmente en shock. Frente a mí estaba una hermosa chica asiática mostrando su vágina, pero esta chica era yo. No era un sueño ni una broma. Estaba pasando de verdad. Soy una mujer!! Formo parte del género femenino de la especie humana!! Tengo un aparato reproductor femenino funcional!! Debo sentarme para orinar!! Voy a menstruar !! Puedo quedar embarazada y ser mamá!! Tengo que ir a un ginecólogo!! Puedo usar faldas,vestidos, medias, tacones, bikinis!!  A partir de ahora  la gente me hablará como  a una "ella"!! Me dirán "señorita" y luego tal vez "señora"!!  Todos estos pensamientos entraron de golpe y sin poder evitarlo empecé a llorar un poco. 

Me quité la  ropa por completo y seguí contemplando mi nuevo cuerpo tratando de calmarme.



Ahí estaba yo. 

Este momento  definitivamente  no es un sueño. Por primera vez me empiezo a preocupar de lo que acabo de perder y no tengo idea de qué hacer ahora. Me sentía como un extraño en este cuerpo. No tenía realmente ganas de tocarme como pensé que sería si me convertía en una mujer.  Realmente no tenía un plan de acción ahora. No sé en dónde estoy ni cómo voy a poder sobrevivir en este mundo como una chica.  No tengo historial ni antecedentes de esta identidad. Me siento vulnerable. Me siento castrado. Me siento como un tonto. ¡¡Tengo  miedo de moverme!!  

¿Qué voy a hacer ahora?...


CONTINUARÁ.


2 comentarios:

  1. En verdad te admiro mucho eres de los pocos que haces historias tan geniales ya espero la próxima parte te adoro sigue así

    ResponderEliminar