viernes, 15 de julio de 2016

Yoga

Debido a un extraño medallón que encontraron en las reliquias de su abuela, Mauricio de 15 y su hermana Anabella de 20 años intercambiaron sus cuerpos.  Tras varios intentos  en vano de hacer funcionar el medallón de nuevo, ellos decidieron que lo mejor era adoptar la vida del otro para evitar suspicacias, además de que a Mauricio le daba pena que sus amigos se enteraran que ahora era una mujer (a quien por cierto sabía que a algunos de sus amigos les gustaba mucho) . 

Por lo tanto, contra su voluntad y con mucha vergüenza, Mauricio tuvo que ir a la nueva clase de Yoga de su hermana esta noche usando un top y unos pants de yoga que le quedan muy pegaditos en su nuevo cuerpo femenino.  Al entrar a la clase, pensó que no podía ser tan malo porque a fin de cuentas estaría rodeado de hermosas mujeres jóvenes (como ella)

La clase transcurrió con normalidad la primera media hora y a Mauricio le sorprendió la flexibilidad de su nuevo cuerpo, pero lo que él no sabía era que esta clase era exclusiva para mujeres porque había algunos ejercicio que debían realizarse topless.



En el momento en que la instructora les dijo que debían quitarse sus tops y brasieres, Mauricio sintió algo de vergüenza pero prefirió obedecer a la instructora para que nadie sospechara nada. 



5 minutos después, Mauricio estaba en el sueño de cualquier chico adolescente, fingiendo que se acomodaba para dar un buen vistazo a las otras chicas.  Y  luego recordó que lo mejor es que aún faltaba ir a las regaderas!! 

Tal vez, después de todo tendría sus ventajas quedarse un rato siendo Anabella. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario